dijous, 22 de novembre de 2012

Dudar es parte de la vida, igual que decidir.
Sentir que te empieza a gustar alguien.
Tener la suerte de empezar algo con esa persona.
Notar que, poco a poco, te va gustando más.
Sospechar que, a ese alguien, le pasa justo lo contrario.
Debatirte entre seguir o no, entre arriesgarte o no.
Saber que, si lo haces, probablemente sufrirás; y que, si no lo haces, quizás te arrepientas.
Pensar en que decisión tomar casi cada segundo del día y
Seguir sin saber que hacer...









13 SIEMPRE